La mujer y las drogas

¿Qué sabemos sobre las mujeres drogodependientes?

Los organismos oficiales internacionales han puesto de relieve una mayor cantidad en cuanto al consumo de drogas ilegales en varones que en mujeres. Esta afirmación ha de ser matizada por una serie de variables como la edad, etnia, sustancias…puesto que dependiendo de estas, las variables cambiarán.
De forma general, el perfil de las mujeres que consumen drogas es el siguiente:

El nivel educativo y la capacidad profesional de las mujeres drogodependientes es menor que en los varones.
En muchos casos, las mujeres tienen poca experiencia laboral, están desempleadas u ocupan puestos de trabajo de ingresos muy bajos, dependiendo de sus parejas.
El consumo se produce ( frecuentemente) con usuarios varones, ya sea desde una relación afectiva o no.
Pueden haber vivido abusos físicos y sexuales en la infancia, maltratadas física y psicológicamente.
Algunas son amas de casa, madres responsables del cuidado de sus hijos sin ningún tipo de apoyo, encontrándose solas para asumir estas tareas,( todas no asimilan que ellas son las que tienen que hacer todo el trabajo de casa y de sus hijos y recurren a las drogas como un medio de relajación), aunque el consumo puede implicar dificultades para desempeñar este papel.
Antecedentes de familiares que consumían drogas. Sobre todo mujeres, se influencian mucho de las actitudes de sus padres o familiares.

Los problemas con los que se encuentran cuando consumen son:

Sienten vergüenzas, culpa y baja autoestima porque viven una mayor estigmatización social.
Se observan mayor prevalencia de trastornos psicológicos o psiquiátricos : ansiedad, depresión, estrés, alimentación…
El uso continuado de drogas puede provocar alteraciones en la menstruación.
Pierden a los hijos por la no atención debido a la obsesión por las drogas y su consumo.
Recurren a la prostitución ( para mantener el consumo)