http://www.huffingtonpost.es....
Me acuerdo del día en que dejé mi trabajo corporativo y pasé a llevar una vida de emprendedora. Mi pasión era centrarme a tiempo completo en crear Sixty and Me, una asociación para mujeres de más de 60 años. Quería reinventar mi vida y encontrar un estilo de trabajo más flexible. Cuando le conté a mis compañeras más jóvenes lo que estaba planeando hacer a los 60, se quedaron sorprendidas. Una mujer me dijo que mi pasión y mis ganas de arriesgar le hacían cuestionarse muchos estereotipos sobre las mujeres mayores.
Sus ánimos fueron estupendos. Al mismo tiempo, no podía evitar darme cuenta de que mi camino escogido les había hecho preguntarse por el significado y el objetivo de sus propias vidas.
Sinceramente, me sorprendió que esas mujeres de 30 estuvieran tan nerviosas por envejecer. Cuanto más pensaba en ello, más deseaba haber tenido a una mujer mayor cerca cuando yo tenía 30 años. Si hubiera contado con ella, habría desarrollado mucho antes una visión más equilibraba de lo que supone envejecer.
Así que, decidí comentar esta experiencia con las mujeres de la asociación Sixty and Me. Les pedí que compartieran un consejo que les gustaría dar a mujeres a las que doblaban en edad. Sus consejos eran honestos y profundos, como yo esperaba, y reflejaban la sabiduría colectiva que les hubiese gustado tener cuando rondaban la treintena. ¡Esas mujeres estaban envejeciendo con dignidad! Aquí tenéis algunos de sus pensamientos sobre temas como el estilo de vida, la actitud, la belleza, la confianza en uno mismo, las relaciones y, sí, el envejecimiento.
1. Recuerda que solo tienes una vida; esto no es un ensayo general.
2. Intenta ser positivo y buscar el lado bueno de cada experiencia vital.
3. Piensa en el aquí y el ahora.
4. Vive cada día de tu vida plenamente, porque no sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina.
5. Recuerda que la vida puede cambiar en un instante.
6. Ama todas las etapas de tu vida y no temas pasar por ninguna, porque todas y cada una de ellas son mágicas.
7. Aprende a vivir el momento. Si consigues hacerlo cuando eres joven, te ayudará cuando tengas 60.
8. La vida es demasiado corta como para estar preocupándose por algo que ocurrirá en el futuro. Vive el hoy.
9. ¡Sal y disfruta de la naturaleza!
10. Busca un hobby o un empleo que te hagan experimentar las diferentes sensaciones de cada fase de tu vida.
11. Sé tú misma. Envejece con dignidad.
12. Concéntrate en envejecer de forma positiva, no en evitar el envejecimiento.
13. Acepta los cambios de tu cuerpo y de tu mente a medida que vas madurando.
14. Sé sincera contigo misma siempre. Es un proceso de aprendizaje lento, pero merece la pena.
15. Guarda tus recuerdos, pero no seas demasiado dura contigo misma.
16. Virginia Wolf tenía razón; una mujer necesita una habitación para ella sola y 500 dólares.
17. Olvídate de los estereotipos que tiene la sociedad sobre el envejecimiento.
18. No te preocupes por envejecer. Preocúpate por el aburrimiento.
19. La edad es solo un número; no define quién eres.
20. El tiempo va a pasar quieras o no, así que ¡empieza a vivirlo!
21. No dejes de inspirarte.
22. Vive de una manera sencilla y ahorra. Ejercítate, cultívate, lee y viaja.
23. Cómprate ropa clásica. Siempre estará a la moda.
24. No malgastes el dinero en zapatos; los hombres no se fijan en tus pies.
25. ¡No llenes tu vida de basura!
26. Sé tú misma; brilla con luz propia. Muéstrate presente, verdadera, consciente y viva en cada momento.
27. No te obsesiones con las arrugas. Cuando empiecen a aparecer en tu cara, piensa que son el mapa de tu vida.
28. Vive con pasión y con amor, con los ojos y el corazón abiertos. Simplemente, sé feliz.
29. Vive el presente; no te preocupes por envejecer. Lo mejor está por venir.
30. Valora los pequeños placeres de la vida; no compliques más las cosas.
31. Quiere y respeta a tu pareja y a tus hijos del mismo modo que quieres que ellos te amen y te respeten a ti.
32. Da tu amor de forma libre e incondicional.
33. Ten hijos cuando quieras tenerlos: no hay un momento clave y específico para ello.
34. Muestra empatía contigo misma y con los que te rodean.
35. Haz muchas fotos. Te alegrarás de tenerlas cuando tus seres queridos dejen de estar ahí.
36. Aprende a perdonar desde la juventud.
37. Olvida tus enfados, y deja que la gratitud y la alegría inunden tu vida.
38. Ten un círculo íntimo de amigas. ¡Es fundamental!
39. Valora a tu familia. Estarán contigo cuando los demás se alejen. Te apoyarán durante todo el recorrido de tu vida.
40. Nunca te vayas a dormir enfadada contigo misma o con otra persona.
41. Dile a tu pareja, a tus amigos y a tu familia que los quieres todos los días.
42. A los 30 te haces mujer. Aprecia tu belleza.
43. No pierdas el tiempo preocupándote de cosas que no puedes cambiar; cambia las cosas que sí puedes.
44. Sal cuanto antes de una mala relación; no puedes cambiar a la otra persona.
45. ¡Cuida tu piel! Sonríe con frecuencia.
46. Confía en tus instintos y nunca hables mal de ti.
47. Sé amable contigo misma. No tengas en cuenta lo que no está bajo tu control. Si hay algo que te hace sentir mal, sácalo de tu vida.
48. Aprende a reírte de ti misma. ¡No seas tan seria!
49. Concédete un rato para ti misma cada día; ríete y sonríe a cada momento.
50. Simplemente, sé tu misma. No ansíes la perfección.
51. Si tienes hijos, quiérelos, pero no intentes ser una madre perfecta.
52. Deja que tu hijo sea tu maestro.
53. Sé una guerrera; aprende a disponer de tus propios recursos y a ser autosuficiente.
54. No dejes guiarte por el miedo.
55. No dejes de aprender y refuerza tu mente, tu físico y tu espíritu.
56. Muéstrate agradecida cada día, hasta cuando sea un mal día. Siempre hay una lección por aprender.
57. Acepta los aspectos positivos del envejecimiento, como el hecho de tener menos responsabilidad y más libertad.
58. Muchas batallas se simplifican con la edad.
59. ¡No dejes que nadie te diga que eres demasiado vieja para hacer algo! O demasiado joven.
60. No tengas miedo. Cuando envejezcas, te sentirás bien. La vida y la naturaleza te preparan para cada fase de tu vida.
Por tanto, si conoces a una joven que ronde los 30, comparte con ella tu sabiduría. Tu experiencia es un don. Quítate la capa de invisibilidad y deja que el mundo conozca tu "yo" real, con arrugas incluidas. Deja que tu vida sea fuente de inspiración para otras.
Traducción de Marina Velasco Serrano
http://modadechicas.com
Y de pronto dicen que somos muy complicadas para satisfacernos, sin embargo creo que muchas veces radica en la comunicación, aunque en realidad hay cosas que a las mujeres nos gusta que  hagan o sucedan sin la necesidad de que lo mencionemos, quizá es ahí también donde radica nuestra “complejidad”, así que  como un pequeño “regalo” hice una lista de todas aquellas cosas que nos gusta a las mujeres pero que no le pediríamos directamente a nuestra pareja.
Debo aclarar que todos estos puntos los debes realizar si ya estás en un relación,  de otra forma es probable que  la mujer se niegue  a muchas peticiones, no reaccione bien y comience a alejarse de ti, sí lo sé, quien nos entiende pero solo háganme caso, SOY MUJER!

1.  Ponme tu chaqueta y abrázame cuando te diga: “Me hace frío”,  y no tenga con que taparme.
2. Si te digo que te  “quiero”, “amo” más que tú, no dejes que te gane.
3. Nunca dejes de decirme que soy hermosa para ti. Aunque te diga que no lo soy. Tú insiste.
4.  Tómame de la mano cuando caminamos en la calle.
5.  Abrázame cuando te salude una amiga o conocida.
6.  Si te digo que me sueltes, no lo hagas.
7.  Róbame un beso.
8.  Dame una rosa, o un detalle un día cualquiera de sorpresa.
9.  Por más apurado que estés dame un beso de despedida.
10.  Si estoy llevando algo “pesado” quítamelo y llévalo tú.
11. Ábreme la puerta del coche para que entre.
12. Invítame a cenar, y recórreme la silla para que me siente.
13. Mírame a los ojos cuando te estoy contando algo importante para mí.
14.  Mándame un mensaje de buenos días.
15.  No veas a otras mujeres en mi presencia.
16.  Si estoy de mal humor, hazme reír o de lo contrario dime que me ves más delgada.
17.  Sé espontáneo, las rutinas nos aburren.
18.  Si te digo, me gusta esta canción, dedícamela, bueno oye la letra primero y si es de amor dedícamela.
19.  Cuéntame un secreto que no  lo compartiste con nadie más que conmigo.  Eso me hará ver que me tienes confianza
20.  Cuando esté triste o enferma, aparece de sorpresa con  mi comida o postre favorito.
21.  Agárrame por sorpresa  un día cualquiera  y dame una noche de pura “pasión” descontrolada.
22.  No desaproveches ningún momento, para recordarme lo feliz que eres a mi lado.



http://www.imujer.com
El cabello se ve, día a día, maltratado: lo peinamos a veces demasiado rápido, lo lavamos mucho, lo secamos con calor y además, lo moldeamos -planchas, rizadoras- y llenamos de pinzas y gomitas de cabello. Por esta razón, pierde brillo y fuerza, se ve resquebrajado y las puntas se abren.
Si quieres un tratamiento para el cabello maltratado, no dudes en seguir leyendo para aprender unos pequeños trucos para cuidarlo y que luzca bonito.

Tratamientos y mascarillas caseras para el cabello

Si estamos buscando un tratamiento para el pelo maltratado integral, hay muchas mascarillas que podemos utilizar. Algunas son más complicadas que otras, y no todas son adecuadas para cualquier tipo de cabello, por lo que te recomiendo que elijas la más oportuna.
En primer lugar, el huevo: con tan solo batirlo -entero o solo las yemas- tendremos una mascarilla ideal para el cabello seco y dañado. Para hacer un acondicionador casero puedes mezclar los huevos con yogur natural.
Tratamiento-para-el-cabello-maltratado-2.jpgLUMINASTOCK/ISTOCK/THINKSTOCK
Haz una mezcla de tres cucharadas de bicarbonato de sodio con algo de agua y aplicar sobre el cabello luego del shampoo. Dejar por cinco minutos y enjuagar para remover bien todos los restos de productos que queden en tu cabello.
El vinagre de manzana mezclado con agua en el último enjuague nos ayudará a darle brillo al cabello de forma natural.
Calentar un poco de aceite de almendras por cuarenta segundos, poner sobre el cabello y dejar actuar media hora. Lavar con normalidad y enjuagar con agua fría.
Luego de lavar el cabello poner una cucharada de jugo de limón al cabello y peinar con normalidad.
Si el daño del cabello está hecho por el sol, debes mezclar media taza de miel, dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de huevo batido. Aplicar sobre el cabello y dejar veinte minutos.
Poner un poco de cerveza sobre el cabello y dejar por veinte minutos. Hacer una vez a la semana para conseguir una hidratación extra.

Cuidados básicos del cabello

Tratamiento-para-el-cabello-maltratado-3.jpgSHVILI/ISTOCK/THINKSTOCK
  • En muchas ocasiones, el cabello luce maltratado y seco por un problema con la higiene. No debemos lavarlo todos los días, ni tampoco dejar mucho tiempo. Esto puede causar un exceso de sebo o, de lo contrario, de resequedad que se transforman en caspa, picazón y un aspecto descuidado.
  • Evita utilizar agua caliente sobre el cabello, ya que es la causante de la resequedad en muchos casos. Agua tibia o si es posible fría es lo ideal.
  • Añade un poco de miel a tu acondicionador para una hidratación extra. Eso sí, hazlo al momento de utilizarlo y deja actuar por unos minutos.
  • Evitar el uso de accesorios sobre el cabello mojado o húmedo.
  • Desenredar primero las puntas del cabello y luego subir hacia las raíces.
  • Cortar las puntas cada seis semanas.
  • No peinar el cabello mojado.
  • Mantener una dieta equilibrada que provea a nuestro cabello de todos los nutrientes necesarios para crecer bonito y fuerte.
Espero que te hayan gustado estos tratamientos para el cabello maltratado. Cuéntanos cuál has utilizado o si tienes algún truco en particular para cuidar tu cabello.
El verano significa decirle adiós a los suéteres gruesos y las calzas oscuras. Se trata de una moda ligera y etérea para hacer que te veas bien. Con algunos accesorios clave y prendas chic básicas en tu armario, podrás combinar y mezclar ropa durante los calurosos meses de verano.......http://www.ehowenespanol.com

Marcos frescos


Kanai ama particularmente los lentes Deep Freeze Fluro Orange de Karen Walker, porque, dice, tienen personalidad y son cómodos para vestir todo el día. Elige lentes de sol coloridos que destacarán tu ropa. Y siempre elige unos que vayan con la forma de tu cara.

Relojes grandes de hombre


Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El verano se trata de vestidos coquetos y faldas floreadas. Para romper con esa femineidad, añade un reloj grande de hombre a tu colección de accesorios.
"Un reloj grande de hombre puede añadir justo un pequeño toque callejero y de rudeza a lo que de otras maneras sería un atuendo demasiado femenino", dice Clare Mukherjee, una estilista cuyos clientes incluyen a Alexis Bledel, Emilie De Ravin y Rachelle LeFevre. "Piensa en minivestidos florales, zapatos gruesos y el reloj de hombre. Es una mezcla chic de chico y chica".
Mukherjee también dice que los relojes grandes hacen que las muñecas de una mujer "se vean delgadas y pequeñas". En un mundo ideal, el reloj perfecto sería un clásico Rolex, pero Mukherjee dice, los modelos de interpretación de Citizen o Marc de Marc Jacobs están para morirse.

Un zapato estiloso y cómodo


DC Productions/Photodisc/Getty Images

Nada se siente mejor que correr descalza en la playa. Sin embargo, para las chicas de ciudad y todas quienes golpean sus tacones contra el pavimento, la mejor cosa que puedes hacer es usar zapatos de verano cómodos y con estilo. Incluso con ese nombre que deja dudas, los zuecos son definitivamente un indispensable del verano.
"Estas sandalias son perfectas para climas cálidos", dice Kanai, quien ha trabajado en las revistas "Teen Vogue" y "Nylon". "De alguna manera, una cama de madera para tus pies es cómoda para tus pies y te mantiene fresca".
Uno de sus favoritos es el zueco con tres tiras N°6. El zueco también puede ser usado en el otoño e incluso invierno, lo que los hace una fantástica inversión.
Las sandalias con altos terraplenes y tacos son bellas, pero no realmente cómodas para caminar por ahí. Los expertos dicen que la mejor opción para la altura y estilo es un zapato de plataforma.
"Son increíblemente cómodos y una excelente alternativa a los terraplenes", dice Mukherjee. "Las plataformas son el nuevo artículo al alcance de la mano que las mujeres vanguardistas deberían tener".
Mukherjee dice que las plataformas, como sus favoritas de Vena Cava son fantásticas para combinar con vestidos de verano o vaqueros recortados.

Dobladillos largos


Maria Teijeiro/Lifesize/Getty Images

El verano parece ser la época para enseñar tus piernas, pero los dobladillos largos están muy de moda y son sentadores para muchas mujeres.
"Cuando los pantalones vaqueros cortos te aburran y las minifaldas sean inapropiadas, la falda larga es siempre una adición bella y recatada a tu armario", dice Kanai, señalando que las maxifaldas con estampado de Tucker por Gaby Basora pueden añadir drama a cualquier atuendo de verano.
La estilista Rebecca Koenig concuerda en que la maxifalda es la manera perfecta de verse chic sin esfuerzo. Además las sugiere como una alternativa original.
"Este nuevo toque de pureza añade un poco de atracción a la moda", dice Koenig, quien ha trabajado con Blake Lively, María Menounos y Elle Macpherson, "pueden usarse fácilmente de día y de noche".
Los dobladillos con cola, donde las faldas y vestidos tienen un corte más largo en la parte de atrás, son unas de las variaciones con más estilo de esta tendencia y también pueden ser usados de día y de noche.
"Llenan el vacío entre una mini, media o maxi falda", dice Koenig. "Cubren y muestran. Es una manera sencilla de refrescar tu armario con un nuevo tipo de corte".

El blázer blanco


Maria Teijeiro/Photodisc/Getty Images

Los blazer blancos se destacan temporada tras temporada de verano porque duran. Un nuevo y frescoblazer blanco te llevará durante el verano, pero también es una prenda básica del guardarropa de esta temporada.
"Durante el día, usa tu blazer blanco con pantalones delgados y sandalias planas", dice Mukherjee. "Por la noche, ponte uno de esos minivestidos negros, añade unos zapatos de taco alto y estás lista".



Por: Kenneth Leiva, Fisioterapeuta y Entrenador personal
http://www.contigosalud.com

Algunos de los mejores ejercicios que debe realizar una mujer en el gimnasio o en su casa para mantenerse en forma son los que mencionaremos a continuación. Hay un dicho popular entre los entrenadores personales que dice “El mejor ejercicio es el que no está haciendo”, ya que usted debe retar su cuerpo con movimientos distintos. Sin embargo la clave está en que usted varíe la forma en que realice estos ejercicios cada 4 semanas para que el cuerpo no se acostumbre y sea un reto.

La cantidad de ejercicio se dosificara según los requerimientos de cada persona, pero en términos generales usted puede iniciar con sets de 3 series de y 10 repeticiones y posteriormente ir incrementando a 12 y 15 repeticiones.

1. Sentadilla

Este ejercicio es primordial para el fortalecimiento de  las piernas y los glúteos. Para mujeres que se están iniciando con el ejercicio es recomendable que inicien con sentadillas utilizando su propio peso corporal.

Cómo hacerlo: De pie, coloque sus pies a unos centímetros de distancia y baje su cuerpo con la espalda recta como si fuera a sentarse en una silla. Suba y haga las repeticiones necesarias.

Modificación: posteriormente para agregar mayor dificultad utilice una barra con peso detrás del cuello y sosténgala con ambas manos, o bien utilice unas pesas en ambas manos con los brazos hacia abajo.
Para agregar mayor fuerza y elevar pulsaciones sin usar pesas, haga una sentadilla y posteriormente un salto y repita.

2. Desplantes

Este ejercicio trabaja principalmente piernas, cuádriceps y da mucho énfasis a los glúteos.

Cómo hacerlo: De pie, tome una mancuerna en cada mano y sosténgalas a cada lado del cuerpo.
De un paso hacia adelante con la pierna derecha y deje el pie izquierdo en su posición original mientras baja su cuerpo, manteniendo siempre el torso derecho y la mirada hacia el frente. Inhale mientras baja. No permita que la rodilla vaya más adelante de sus pies para no lastimar su rodilla.
Utilizando principalmente el talón de su pie, empuje el piso para levantar su cuerpo mientras exhala.
Haga las repeticiones necesarias con el lado derecho y después cambie al izquierdo

Modificación: para agregar mayor dificultad, sostenga solamente una pesa con una mano y el brazo doblado y haga los desplantes (pesa en brazo derecho, pierna derecha adelante).Trabajará más las caderas y los abdominales.


3. Abdominales

Para mujeres que están iniciando es bueno que inicien con pequeñas flexiones de tronco sobre una colchoneta o leves encogimientos de rodillas.

Cómo hacerlo: Coloque su cuerpo sobre una colchoneta boca arriba, flexione las rodillas colocando la planta de los pies sobre la colchoneta, su brazos detrás de la cabeza y comience a subir su tronco levemente hacia arriba a 45 grados. Regrese a la posición inicial y haga de 12 a 15 repeticiones.

Modificación: Para agregar mayor dificultad eleve los pies a 90 grados y continúe haciendo el mismo movimiento. Otro ejercicio es tomar un balón con las manos y cada vez que sube eleva sus brazos arriba de la cabeza y regresa hacia abajo.

4. Push Ups

Con este ejercicio se fortalecen mucho los brazos, pecho y el tronco.

Cómo hacerlo: Coloque su cuerpo en posición de mesa, con las palmas de las manos y las rodillas sobre la colchoneta. Incline su cuerpo hacia delante y flexione los brazos a 90 grados y empuje su cuerpo de nuevo hacia arriba. Mantenga la cabeza viendo hacia el frente. Haga de 10 a 12 repeticiones.

Modificación: posteriormente se avanza a rodillas estiradas, tratando de bajar su cuerpo como una tabla y regresando arriba con los brazos estirados. Tratar de mantener siempre la mirada hacia el frente para trabajar más los músculos del pecho.

5. Aductores

Los ejercicios de aductores y abductores son fundamentales en una mujer, ya que se trabaja la parte interna y externa del muslo, que es una zona donde las mujeres se quejan que se acumula más grasa y celulitis.

Cómo hacerlo: Acuéstese boca arriba en el piso con los brazos a los lados, las palmas hacia abajo y las piernas extendidas. Levante las piernas unos 45 grados, apuntando los dedos del pie. Rápidamente abrir y cerrar las piernas, cruzando la pierna derecha sobre la izquierda y luego invierta el movimiento. Hacer 12 a 15 repeticiones por cada lado.

Modificación: De pie, coloque los pies al ancho de los hombres, con los dedos hacia afuera. Doble las rodillas 45 grados y mantenga unos segundos. Cambie el peso del cuerpo hacia el otro lado. Repita de 10 a 12 veces.

MADRID- A pesar de que se ha avanzado mucho, hoy, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, no cabe duda de que la desigualdad entre hombres y mujeres es un hecho en casi todos los ámbitos que condiciona la vida del género femenino, tal y como confirman las estadísticas. La discriminación social, cultural y económica es una realidad que afecta a millones de mujeres, que además tienen que hacer frente al drama de la violencia machista. Son todos estos motivos los que han llevado a la Fundación Dexeus Salud de la Mujer a promover un homenaje a los más de 4.000 millones de mujeres que habitan la Tierra. Así, a través de la exposición «Ser Mujer. Hoy», es el propio género femenino el que reflexiona, a través del testimonio gráfico y visual de más de 50 mujeres, sobre los cambios sociales y biológicos que se van produciendo a lo largo de la vida, y cómo las innovaciones científicas y médicas  han contribuido a la asunción por parte de la mujer de un nuevo rol social y personal.

«La situación de la mujer en el mundo ha cambiado radicalmente en los últimos 25 años, si bien continúa siendo desfavorable para la mujer con respecto al hombre», afirma Pedro N. Barri, presidente de la fundación y director del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción del Instituto Universitario Dexeus. «Es evidente que se ha cometido una injusticia histórica con las mujeres, tanto en su desarrollo profesional, como en el sexual y el personal. Ahora el papel social de la mujer ha cambiado y lo que hace falta en nuestra sociedad es información para seguir evolucionando más y permitir que haya un reconocimiento a los derechos y a las oportunidades que las mujeres deben tener». Para Barri, los avances en salud han sido un elemento clave para que la mujer haya podido adaptar su propia y particular biología  –pubertad precoz, alteraciones del ciclo menstrual, la maternidad, abortos, cánceres de mama o ginecológicos y la menopausia son sólo algunas de estas particularidades que pueden afectar al género femenino– al ejercicio de estos derechos.

Injusticia histórica
De hecho, la Sociedad Española de Cardiología recordó ayer que, en contra de la errónea percepción general, «las enfermedades cardiovasculares provocan la muerte de un 8 por ciento más de mujeres que de hombres». Además, el sida sigue siendo uno de los principales problemas de las mujeres en los países subdesarrollados, donde concentran la mayor parte de los nuevos contagios. «La clave para acabar con esta lacra  es la información. Aún hay países en África subsahariana con creencias tan ancestrales y peligrosas como que un hombre enfermo de sida se cura teniendo relaciones sexuales con una mujer virgen», se lamenta Barri. Esta dramática situación es, a juicio del presidente de la Fundación Dexeus, «el reflejo de que la mujer padece y ha padecido una injusticia histórica», que aún «continúa muy patente», sobre todo en el tercer mundo, «no sólo en el terreno de la salud, sino también en el papel de la mujer en la sociedad», sentencia.

La NASA  enviará mujeres a Marte
Si el 20 de julio de 1969 pasó a la historia por ser el día en el que el hombre llegó a la Luna, algún día, dentro de 21 años, podría ser el día en el que la mujer ponga un pie en Marte. Así lo explicó ayer el director de Misiones Científicas de la NASA, Colleen Hartman, que señaló que las mujeres estarán presentes en las primeras tripulaciones que viajen al planeta rojo en 2033. Con este mensaje, la agencia espacial pretende motivar a las jóvenes a interesarse por la carrera espacial y que no piensen que «en este campo sólo se cuenta   con los hombres». Hartman señaló que ahora una mujer debe ser protagonista en «el segundo logro más importante del ser humano en el espacio». 

Infancia
La pubertad precoz o las alteraciones del ciclo menstrual son algunos de los problemas propios de las mujeres en edad infantil, pues es frecuente que el ciclo aparezca antes de los 14 años.
Plenitud
Las jóvenes españolas entre 18 y 19 años se inician en las relaciones sexuales con una media de 16,6 años. Así, cuatro de cada diez mujeres que abortan en nuestro país tienen menos de 25 años.
Maternidad
La media de hijos por mujer en España es de 1,38. De los 485.252 nacimientos que hubo en nuestro país en 2010 –último año con datos–, el 35,5 por ciento fue de madres que no estaban casadas.
Menopausia
Se calcula que una de cada cuatro mujeres en la menopausia necesita algún tratamiento y el 4 por ciento está en terapia hormonal, pues son más propensas a sufrir depresiones.
Vejez
La esperanza de vida de las mujeres de nuestro país asciende a 84,9 años de promedio. Los problemas de salud femenina más habituales son las pérdidas de orina o la osteoporosis.
 



  • http://www.webconsultas.com
  • Las zonas íntimas femeninas tienen unas características propias, que hacen que su cuidado e higiene sean diferentes a los de otras partes del cuerpo. Aquí tienes algunos consejos y recomendaciones que te servirán de ayuda.
  • Utilizar productos que contengan agentes limpiadores neutros que no alteren el pH de la mucosa genital y no causen irritación ni sequedad.
  • Moderar o evitar el uso de desodorantes íntimos. Además de ser potencialmente irritantes y alergénicos, pueden enmascarar un síntoma, el mal olor, que podría ser indicio de una afección que precise tratamiento.
  • Evitar las duchas vaginales (salvo prescripción médica) porque pueden eliminar microorganismos necesarios para proteger la vagina y provocar sequedad. Basta con lavar los genitales de manera externa con agua o con un jabón neutro o sin perfume.
  • No utilizar una esponja ni nada similar para limpiar la zona genital porque puede resultar un nido de gérmenes. Se deben utilizar los dedos y pasarlos con suavidad por los pliegues de los labios mayores y menores, y alrededor del clítoris.
  • Es importante que la ropa interior se cambie a diario y se lave con productos poco agresivos y se aclare correctamente. Emplear tejidos de algodón y evitar en lo posible los sintéticos, para facilitar la transpiración.
  • Evitar pantalones y prendas íntimas excesivamente ajustadas, para que no se produzcan rozaduras ni se acumule la humedad.
  • Durante la menstruación cambiar con frecuencia (no esperar más de 4–6 horas) las compresas o tampones. Escoge los que no lleven desodorante.
  • Lavar las manos y la zona genital antes y después de mantener relaciones sexuales.
  • Limpiar siempre la zona perineal de adelante hacia atrás para no arrastrar gérmenes desde el ano hacia la vulva.
  • Cuidado con los rasurados de pubis, ya que pueden producir pequeños cortes en labios y zonas cercanas.